Cimientos rusos en la primera central nuclear de Turquía

Presidente de Rusia encabeza inicio de construcción de la primera central nuclear en Turquía.

En un acto encabezado por el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin y su par turco Recep Tayyip Erdogan, el pasado 3 de abril comenzó la construcción de la central nuclear de Akkuyu, en el sur de Turquía, que estiman comenzará a operar en cinco años.

La central, valuada en 20 mil millones de dólares, será realizada por la empresa rusa Rosatom, contará con cuatro reactores VVER 1200 de agua a presión y tendrá una potencia de 4800 megavatios, lo que equivale a la electricidad que consume una población de 20 millones de habitantes.

Para llevar a cabo la obra de la central de Akkuyu, se emplearán a 10 mil personas, de las cuales 3500 “tendrán un empleo fijo tras la puesta en servicio” de dicha central

La inauguración de la obra de la primera central nuclear turca se lleva a cabo en el marco de una visita que el presidente ruso realizó el 3 y el 4 de abril a la capital de Turquía, Ankara, invitado por su par, Recep Tayyip Erdogan. Así “la corporación rusa de energía nuclear Rosatom continuará siendo el líder mundial de construcción de centrales nucleares en el exterior pese a la fuerte competencia”, declaró su presidente, Alexéi Lijachov, durante los actos.

 

En el comunicado de la visita difundido por el Kremlin, se informó que: “Se examinarán el estado actual y las perspectivas de desarrollo de la cooperación comercial y económica, la implementación de proyectos estratégicos conjuntos, en particular en el ámbito de energía, y se planean analizar asuntos regionales e internacionales, incluida la lucha conjunta contra el terrorismo y la situación en Siria “.

Para llevar a cabo la obra de la central de Akkuyu, se emplearán a 10 mil personas, de las cuales 3500 “tendrán un empleo fijo tras la puesta en servicio” de dicha central, informó el viceministro de Energía y Recursos Naturales de Turquía, Faith Donmez durante la etapa de inauguración del proyecto, llevado a cabo el 10 de diciembre de 2017 junto con el director de la corporación nuclear rusa Rosatom, Alexéi Lijachov,

Durante el evento las autoridades rusas y turcas informaron que, según estimaciones preliminares, entre un 35 y un 40% de la obra será llevado a cabo por la parte turca, lo que equivale a una inversión de hasta 8 mil millones de dólares. Además, informaron, “Más de 350 empresas turcas solicitaron incluirlas en la lista de posibles proveedores, las primeras de ellas ya han recibido pedidos para la infraestructura de la planta”.