Centrales atómicas en la agenda ruso-argentina

En declaraciones el embajador de la República Federal Rusa, Dmitry Feoktistov, sumó la tecnología nuclear entre la nutrida agenda de puntos que espera concretar durante la nueva gestión de Alberto Fernández.

La agenda de temas pendientes entre Rusia y Argentina está más cargada que nunca. El embajador Dmitry Feoktistov reseñó a los temas que más le interesa desarrollar a Rusia con la administración de Alberto Fernández este año, cuando se cumple el 135 aniversario del inicio de las relaciones diplomáticas entre los dos países.

Feoktistov destacó la importancia de las relaciones económicas y comerciales en el vínculo bilateral. «En 2018 el comercio creció 40 % pero el año anterior no creció, esto no es bueno, debido a la situación en Argentina. Creemos que hay que pasar a otro nivel como corresponde a socios estratégicos en el marco del G20».

Entre los proyectos más importantes a discutir, Feoktistov destacó la Vía férrea Vaca Muerta-Bahía Blanca, la provisión de Vagones y locomotoras, acuerdos con YPF, acciones en la Antártida y en materia nuclear.

Cuando el presidente Putin visitó Argentina se firmaron dos documentos de colaboración estratégica en la esfera atómica, destacó Feoktistov. «La corporación Rosatom propuso distintas variantes de cooperación, como la construcción de una central de alta potencia, otra de medianas características, o una estación nuclear flotante, es decir, una estación instalada en un barco«, pero todavía no hay respuestas, destacó el embajador. Las condiciones que Rusia ofrece son óptimas. «Estamos dispuestos a trabajar bajo la fórmula de ‘construir y operar’, es decir, financiar la construcción y la operación de estas centrales. La parte argentina sólo tiene que acordar comprar la energía por determinado precio, es decir que en una etapa inicial no tiene que poner nada», agregó el representante ruso.

Sobre el avance en todas estas propuestas, Feoktistov indicó que por ahora «el nuevo Gobierno argentino debe resolver el tema de las negociaciones con el FMI y de la deuda, pero espera que luego se puedan encarar estos proyectos. Rusia reafirma su disposición para trabajar conjuntamente en ellos», destacó el embajador, y señaló que así lo habló con el canciller Felipe Solá durante su encuentro el 21 de enero de este año.