China y Rusia se unen por el Uranio

China invertirá en la construcción de una mina de uranio en Rusia del grupo empresarial ARMZ, que forma parte de la corporación rusa Rosatom.

El acuerdo al respecto fue firmado semanas atrás en Moscú por el director general del АРМZ, Vladímir Verjóvtsev, y el presidente del Consejo de Administración de la Fundación de Inversiones ruso-china para el desarrollo regional, Wang Feng. Este  acuerdo se firma tras la visita del presidente Mauricio Macri a Moscú, donde firmó un Memorandum de entendimiento para habilitar a empresas rusas a la explotación de uranio en Argentina, actividad que históricamente estuvo a cargo de la CNEA.

De esta forma por primera vez China participa de la extracción de uranio en Rusia. La nueva mina, que se ubicará en la región de Zabaikalie  y la puesta en marcha está prevista para 2023. El coste total del proyecto asciende a más de 325 millones de dólares, mientras el primer tramo de la Fundación será de 44 millones de dólares.

La nueva mina del АРМZ servirá para explotar los yacimientos de Argunskoye y Zherlovoe, cuyas reservas se estiman en 40.000 toneladas de uranio.

El proyecto ha sido discutido entre el director de la Sociedad Fiduciaria del Fondo de Inversiones ruso-chino para el desarrollo regional —que supervisa la iniciativa—, Rustam Temirgalíyev, y el gobernador de Kamchatka, Vladímir Iliujin. “El proyecto es de gran envergadura. Es un proyecto piloto porque no tiene precedentes en el mundo. Hay muchas matices técnicas; sin embargo, la parte china ya ha confirmado la financiación del proyecto”, declaró Temirgalíyev.