CNEA desmiente la paralización del CAREM

CNEA desmiente la paralización del CAREM

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) emitió un comunicado en el que desmiente la información difundida en los últimos días en los medios de comunicación en relación a una supuesta paralización de las obras de la construcción del edificio civil del reactor CAREM25 y el cierre del Proyecto.

“Esta información es falsa”, afirmó categóricamente el comunicado de la CNEA, donde se indica además que a mediados de 2016 se inició un proceso de licitación para establecer un nuevo contratista que asumiera la ejecución de las obras hasta su finalización, en lo que se constituye como la segunda y definitiva etapa de la construcción del edificio de la central.

La primera etapa de esta obra fue ejecutada por la Unidad de Gestión Atucha II (subsidiaria de Nucleoeléctrica Argentina), en consonancia con la Ley Nº26.566. Este contrato venció en marzo de 2017, y hasta que se completara el proceso de licitación para la segunda etapa, la CNEA absorbió en forma directa -por un período de 90 días- a todo el personal que venía desempeñándose en la obra, a efectos de asegurar su continuidad hasta que ingresara la nueva empresa y las decisiones en cuanto al personal a contratar quedaran bajo su órbita.

Desde la CNEA advirtieron que, “por la complejidad propia de la licitación, los análisis técnicos demoraron algunas semanas más de lo previsto, habiendo a la vez detalles de cronograma propios de la obra que debieron ser revisados con la empresa adjudicada. Éste es el motivo por el cual no se concretó aún la firma del contrato con la empresa Techint (que tendrá lugar en forma inminente)”.

En forma paralela, en el predio del CAREM también continúan trabajando otras dos firmas contratistas: TECNA (asociado con Siemens), a cargo del Balance de Planta (el turbogrupo y todas las instalaciones vinculadas con la generación eléctrica de la planta); y CONUAR, a cargo del montaje del liner de la contención (una capa de acero que recubre toda la contención del reactor para garantizar su estanqueidad). Además, siguen vigentes numerosos contratos con empresas que realizan la fabricación de componentes fuera del predio CAREM.

“La CNEA comprende las inquietudes de los trabajadores, pero considera importante dejar en claro que la obra del CAREM no se ha detenido, ya que constituye uno de los principales y más ambiciosos objetivos que lleva adelante la Institución”, concluye el comunicado.

Comments

comments