El Concurso IB50K ya tiene sus finalistas – Parte I

El Concurso IB50K ya tiene sus finalistas – Parte I

María Luz Martiarena, referente del concurso IB50k, conversó con U-238 acerca de la etapa final de este certamen, que ya cuenta con cinco finalistas y que se encuentra en la última etapa antes de la premiación, que se realizará el 17 de noviembre.

En esta ocasión, los proyectos que resultaron seleccionados están vinculados con áreas de la salud humana y animal, la fabricación de micro y nanodispositivos, la energía, la criopreservación y la nanotecnología.

El gran jurado que tendrá a su cargo la definición de los tres proyectos ganadores estará integrado por: el Dr. Carlos Balseiro, director del Instituto Balseiro; la Dra. Alicia Caballero, directora del Banco Nación y decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Católica Argentina; el Dr. Héctor Masoero, presidente de la Universidad Argentina de la Empresa; el Dr. Ing. Marcos Actis, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata; el Sr. José Lucio Nuñez, socio gerente Laboratorio Eriochem S.A.; y el Lic. Ignacio Peña, fundador de Surfing Tsunami.

 

¿Cómo se lleva adelante el proceso de selección de los finalistas del Concurso IB 50K?

El proceso de selección de finalistas se completó del mismo modo en que venimos trabajando desde hace 8, 9 años. Los proyectos llegaron el 10 de agosto y, como todos los años, se enviaron a los evaluadores técnico-económicos a quienes se les explica, mediante una planilla, como realizar la evaluación.

En siete ediciones hemos contactado a cientos de personas que trabajan voluntariamente para el proyecto. Lo primero que se solicita es la confidencialidad –les hacemos firmar un compromiso de confidencialidad– y el respeto de la propiedad intelectual.

La planilla da cuenta del proceso que debe llevar a cabo el evaluador en esta instancia. El documento dice cuáles son los criterios sobre los que se evalúan y también explicita que esos criterios son los mismos que se les informa a los chicos que concursaron.  Los evaluadores deben analizar los puntos esenciales y evaluar que los resultados respondan a hechos concretos. Se buscan criterios claros y concisos y se clasifica de 1 a 5.

Los criterios tienen que ver con el grado de innovación del proyecto, que es el 30%, después la oportunidad de negocio que también es un 30% de la evaluación, después la calidad y amplitud del equipo 20% y por último el grado de madurez de la innovación, de la tecnología. Pensando en una TRL, los estados de avance, que digan el estadío y la factibilidad económica de que se lleve adelante.

¿Cuáles son los ítems más relevantes a la hora de evaluar?

Uno de los puntos importantes es si el plan tecnológico supera el estadio de idea, es decir si tiene una prueba de concepto. Si el proyecto estuviera en estado de idea, el proyecto se cae. Porque nosotros no estamos financiando ideas. El estadio con el que nosotros soñamos es que el equipo concursante se haya sentado para ver que lo que proponen efectivamente funcione en un plano concreto.

Otro de los requisitos es que definan un área temática específica, especialmente porque tenemos diferentes premios especiales según las áreas. El impacto social es otro de los ítems destacados. Si bien este año no tenemos el premio de impacto social, sí nos parece que tengamos ese ingrediente. Por último, pensando en los 5 mil dólares del Conicet, que premia un proyecto que surja como demanda de la sociedad. Me gustaría premiar a quien responda a una solicitud de demanda.

Comments

comments