Conrado Varotto recibió la Máxima Distinción del Senado

Varotto SenadoFue clave en el proceso de enriquecimiento de uranio en Argentina, participó de la creación de la empresa INVAP y, ahora como director de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), es uno de los principales impulsores del desarrollado de satélites de observación terrestre. Por estos importantes aportes al desarrollo tecnológico del país, el físico Conrado Varotto fue distinguido por el Senado de la Nación.

La Mención de Honor “Senador Domingo Faustino Sarmiento” que recibió el pasado 22 de septiembre se otorga a personas o entidades del quehacer cultural, deportivo, profesional y académico, en reconocimiento a su obra emprendedora destinada a mejorar la calidad de vida de sus semejantes, de las instituciones y de sus comunidades.

Durante la entrega de la distinción –que fue iniciativa de la senadora salteña Cristina Fiore Viñuales- estuvieron presentes en el salón Arturo Illia del Congreso científicos de la CONAE, de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), del Instituto Balseiro, de la empresa rionegrina INVAP y otras entidades.

“Esta es la selección argentina. Yo creo que el reconocimiento no es personal porque es un equipo de gente, un grupo muy grande, que ha hecho maravillas”, dijo Varotto refiriéndose al auditorio que lo acompañaba.

Con grandes expectativas puestas en el próximo lanzamiento del satélite Arsat 2, el 30 de setiembre, Varotto enfatizó que “en este momento, lo que hay que tener en cuenta, que en lo que decidió hacer en materia de actividad espacial, Argentina está al máximo nivel”.

Autodefinido como “argentino nacido en Italia”, Conrado Varotto nació en la ciudad italiana de Padua en 1941, y llegó a Argentina de pequeño, junto a su familia que decidió, tras la Segunda Guerra Mundial, afincarse en un país en el que los hijos pudieran estudiar.

Varotto se doctoró en el Instituto Balseiro, y becado por el CONICET se perfeccionó en la Universidad de Stanford. Al retornar al país, impulsó en 1973 la creación de INVAP, del que fue su director hasta 1991. Desde 1994 integra la CONAE, que ensayó cuatro satélites de observación del espacio, dos de los cuales siguen prestando servicios: el SAC-C y el SAC-D Aquarius. Actualmente, como director Ejecutivo y Técnico de la CONAE, impulsa el desarrollo del lanzador Tronador, entre otras iniciativas espaciales nacionales e internacionales.

Crédito de la foto: TELAM.