Un egresado del Sabato participará en la 67° Reunión de Premios Nobel en Alemania

Un egresado del Sabato participará en la 67° Reunión de Premios Nobel en Alemania

El ingeniero en Materiales Matias Acosta fue elegido entre los 400 científicos jóvenes más destacados del mundo para participar de la ceremonia del Lindau Nobel Laureate Meeting, un encuentro internacional en el que se reunirán 31 premios Nobel de diversas áreas de la ciencia.

Este encuentro –que se realiza todos los años en la ciudad alemana de Lindau– reúne a científicos ganadores del Premio Nobel con los más destacados jóvenes investigadores de todo el mundo para discutir los temas centrales de interés científico y social.

En esta oportunidad, Acosta –que egresó del Instituto Sabato en 2011 y se desempeña en el área de los materiales piezoeléctricos– estará presente por sus contribuciones al área de los materiales no contaminantes.

“Es una oportunidad única y memorable. El hecho de poder discutir y pasar una semana con tantas personas que cambian y moldean el desarrollo de la humanidad mediante avances científicos es prácticamente inimaginable”, expresó el investigador.

Que eligieran a Acosta como uno de los más destacados investigadores jóvenes del mundo no es casual, ya que cuenta con una trayectoria altamente reconocida: recibió premios en tres conferencias internacionales al mejor póster y obtuvo la mención a la segunda mejor idea.

También obtuvo un desarrollo académico sobresaliente en la Universidad Técnica de Darmstadt (Alemania). Además, la editorial científica Springer, una de las más prestigiosas del mundo, publicó su tesis doctoral en formato libro.

“Me esforcé mucho durante mi carrera y adquirí conocimientos como para poder ejercer mi profesión en países desarrollados como Suiza, Alemania y Japón. Me sentí bien preparado y pude abordar temas nuevos”, explicó el joven científico.

“Pude adaptarme a estos nuevos ámbitos culturales y labores –agregó– debido a la formación que recibí en el Instituto Sabato. Por otro lado, creo que los argentinos contamos con cierto grado de innovación, algo que juega un papel fundamental en el desarrollo de nuevas ideas”.

El ingeniero también resalta el apoyo recibido durante su formación en el Instituto Sabato: “El hecho de haber recibido una beca de dedicación completa me sirvió para poder concentrarme en mi estudio”, aseguró.

Acosta apunta que otro de los puntos fuertes del Instituto Sabato “es la gran cantidad de horas de práctica en laboratorio que poseemos. Mantengo buena relación con los directivos y profesores del Instituto, siempre me apoyan”.

Actualmente, el joven ingeniero se dedica al estudio y desarrollo de materiales piezoeléctricos, aquellos que se caracterizan por producir una descarga eléctrica cuando se los deforma. Como parte de su trabajo de doctorado, Acosta se basó en piezoeléctricos no contaminantes.

Muy cotizados en el mercado internacional, estos materiales se utilizan en sensores de deformación, en acelerómetros, transductores, inyectores de combustible en automóviles y tinta en impresoras, entre muchas otras aplicaciones.

“Voy a visitar Alemania para terminar unos trabajos que tengo pendientes dentro del área de materiales piezoeléctricos para su aplicación como biomateriales y comienzo mi trabajo en materiales nanoestructurados para celdas de combustible”, adelantó Acosta.