Formosa avanza con la NPU

Julio Aráoz y Facundo Peralta recorren las obras de la NPU Dioxitek en Formosa.
Avanzan las obras de la NPU en Formosa a pesar de la crisis.

La celebración del Día Nacional de la Energía Atómica, encuentra a Julio Araoz, Secretario de CyT de Formosa  junto a Facundo Peralta, responsable de Relaciones Institucionales de Dioxitek, recorriendo la NPU de Formosa, la obra de mayor envergadura del sector de las que se construyen fuera de Buenos Aires.

“La fortaleza política del gobernador Gildo Insfran para sostener un proyecto de la envergadura de Dioxitek y otros vinculados a lo científico-tecnológico” es fundamental destacó Aráoz, en el marco del recorrido de la obra que avanza sobre una inversión del orden de los US$ 70 millones. A su vez Peralta recordó que “donde se establecieron instalaciones ligadas al proceso de producción del ciclo del combustible nuclear, se produjo un importante desarrollo industrial”; y agregó que “Formosa no será la excepción, confiamos en que (la NPU) contribuirá para alcanzar mayores grados de industrialización en la provincia”. Destacó también además del impacto en lo laboral, estimándose en más de dos centenares los trabajadores a ser incorporados con el proyecto en marcha.

La NPU Planta de Conversión se ejecuta sobre un proyecto de US$ 70 millones. una vez concluida generará cerca de 200 puestos de trabajo altamente calificados.

Formosa, hogar del “Proyecto NPU” Como parte del proyecto de reactivación del sector nuclear argentino que desde 2006 se implementa a través del Plan Nuclear Argentino, a principios de 2014 se puso en marcha el proyecto conocido como NPU (Nueva Planta de Uranio) en un predio de 100 hectáreas, a 15Km de la ciudad capital de la provincia. Llevado adelante por Dioxitek, es una respuesta a la política de reactivación de las actividades nucleares, en un contexto que contemplaba la puesta en marcha de Atucha II, la extensión de vida de Embalse, la construcción del Carem y la programación de una cuarta y quinta Central. Implica el diseño, construcción, montaje y puesta en marcha de una planta industrial que tendrá capacidad para producir 460 toneladas de dióxido de uranio por año, triplicando triplicar el actual nivel de producción del país.

 

F de federalizar
Dioxitek tomó, en conjunto con la provincia de Formosa, la decisión de terminar la obra en etapas, avanzando la que responde a los requerimientos inmediatos de las centrales nucleares argentinas y en una segunda etapa terminar las otras dos líneas. En tal sentido Julio Aráoz, secretario de Ciencia y Tecnología de Formosa destacó que para los formoseños “lo importante es que la obra continúa, pese a las dificultades presupuestarias como es de público conocimiento, pero las centrales argentinas no pueden quedar sin combustibles, razón por la cual nuestro proyecto continúa con otro ritmo, pero no se detiene y esto no deja de ser una buena noticia dentro del contexto que se está viviendo”.

Aráoz subrayó el hecho de que “los formoseños somos protagonistas de la federalización de las actividades nucleares y debemos seguir bregando y luchando en todos los frentes para no perder esa posición” y recordó que “nuestros representantes en el Congreso votaron el Plan Nuclear

Aráoz recordó que ya a fines de 2015 “habíamos advertido acerca de la soberanía tecnológica, sosteniendo que para que un país se desarrolle necesitamos energía abundante si no también tarifas razonables, no solo para las familias , sino para la industria. Pero si de pronto hay un aumento salvaje de tarifas y no hay inversión en la generación de energía, es una tormenta perfecta “. Como concluir

Resaltó finalmente que en Formosa siempre “hemos defendido con hechos el plan nuclear argentino con el voto de nuestros representantes y con la gestión del gobernador Insfrán con una política contundente y firme sobre esa temática que defiende este proyecto que se desarrolla en nuestra provincia porque representa trabajo y futuro para los jóvenes con formación técnica”.