La CNEA hizo su balance de fin de año

Como ya es habitual en el cierre de cada año, las máximas autoridades de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Norma Boero y Mauricio Bisauta, junto a trabajadores de los tres centros atómicos y de la Sede Central del organismo, celebraron los logros obtenidos durante el 2013.

Durante su discurso, la Presidenta de la CNEA destacó que “con el impulso del Ministerio de Planificación, este año tenemos el gusto de celebrar que el CAREM dejó de ser un proyecto, porque hicimos la licitación para la fabricación del recipiente de presión del reactor y la obra civil, de manera que comienza a ser una realidad”.

También subrayó que “a este orgullo que nos ubica entre los diez principales países que producen tecnología nuclear, tenemos otros proyectos en curso para festejar: el RA-10 para ampliar la producción de radioisótopos, probar nuestros combustibles y hacer investigación básica; los avances para el enriquecimiento de uranio en la planta de Pilcaniyeu y, por supuesto, la concreción de Atucha II, que estará funcionando el año próximo”.

Por su parte, el vicepresidente Mauricio Bisauta recalcó que los logros conseguidos “no son de una persona, por lo que debemos seguir fortaleciendo la construcción colectiva”. Además, recordó que “son los logros de una década ganada, la concreción del Plan Nuclear que el ex presidente Néstor Kirchner y el ministro Julio De Vido comenzaran en 2006, cuando teníamos una CNEA diezmada por las políticas de los años ’90, y luego fueron profundizaron por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

Los centros atómicos también hicieron su balance anual. En el Centro Atómico Ezeiza, el Gerente de Área de Aplicaciones de la Tecnología Nuclear, Juan Carlos Furnari, enumeró una extensa lista avances producidos a lo largo de 2013. Sólo por mencionar algunos, la provisión ininterrumpida de radioisótopos, la distribución de Iodo-131 y Fluor-18 FDG con la marca CNEA, el lanzamiento del Proyecto radiofármacos emisores de radiación alfa, el funcionamiento a pleno del Centro de Medicina Nuclear del Hospital de Clínicas y el Instituto Roffo de Buenos Aires, la reacreditación y certificación de varios laboratorios del CAE por normas ISO y la potenciación del sector de investigación agropecuaria.

En el Centro Atómico Constituyentes, el Gerente de Área de Seguridad Nuclear y Ambiente, Enrique Cinat, privilegió el “agradecimiento a toda la comunidad de CNEA por la solidaridad y el trabajo que se desarrolló luego de la inundación” sufrida en el mes de abril. “Es un ejemplo de cómo está trabajando esta nueva CNEA, muy unida”, completó.

Desde el Centro Atómico Bariloche, el gerente de Área Energía Nuclear, Carlos Gho, destacó que “este año que termina se caracterizó en nuestro Centro por la culminación de varias obras edilicias, tan necesarias para poder albergar la creciente población y la variedad de equipos que necesitamos para llevar adelante los proyectos que la CNEA y el país nos requieren”.

1 Comentario

Comments are closed.