TECNA completa turbogrupo del CAREM

Turbina del Carem 25

Se completó el arribo de los últimos componentes que integran el Balance de Planta (BOP) –conjunto de instalaciones y equipos necesarios para la generación eléctrica– de la central nuclear CAREM 25, primera de “diseño 100% argentino”.

La turbina, el generador eléctrico y el resto de los equipos que forman parte del BOP serán instalados dentro del edificio del turbogrupo, actualmente en construcción junto al del propio reactor. El BOP fue adjudicado en agosto de 2016 a la empresa TECNA Estudios y Proyectos de Ingeniería, contratación que bajo la modalidad “llave en mano” abarca toda la isla convencional y el circuito terciario, además de la planta de desmineralización y la caldera auxiliar.

El alcance de TECNA incluye la provisión de la ingeniería, componentes y equipos, construcción, montaje y puesta en marcha de los sistemas secundario y terciario completos, es decir todos los edificios del BOP, la turbina, el generador, el condensador, toma de agua de río, entre otros. TECNA también está a cargo de la ingeniería de detalle de los sistemas relacionados con la seguridad dentro del Edificio del Reactor. Esto incluye el sistema de inyección de emergencia, el sistema de control químico y de volumen, el sistema de alimentación eléctrica a mecanismos de control de reactividad, el sistema de limitación de presión y despresurización de la vasija del reactor, entre otros.

Julian Gadano: “El CAREM podría permitirle a la Argentina posicionarse en un lugar más alto en el ámbito de la generación nucleoeléctrica y ofrecerle al mundo un solución a sus problemas energéticos a través de los SMR, que podrían construirse más rápido y con menos inversión de capital”.

La turbina fue fabricada por Siemens (subcontratista nominado de TECNA), en las instalaciones que la empresa posee en Alemania. Allí también se llevaron adelante entre diciembre y enero últimos las estrictas pruebas en las cuales se verificó exitosamente que las partes rotativas soportan las condiciones de operación sin producir daños a sus componentes.

Por este motivo la semana pasada se realizó en Lima, Buenos Aires, un acto donde participaron trabajadores del CAREM, autoridades de la CNEA y el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, quien destacó: “El CAREM es un proyecto muy particular porque le permite a la CNEA desarrollar muchas otras cosas. Si bien hay que afrontar y resolver muchos desafíos tecnológicos y comerciales, esto podría permitirle a la Argentina posicionarse en un lugar más alto en el ámbito de la generación nucleoeléctrica y ofrecerle al mundo un solución a sus problemas energéticos a través de los SMR, estos pequeños reactores modulares que podrían construirse más rápido y con menos inversión de capital”.

A su vez, el presidente de la CNEA y Gerente del Carem, Osvaldo Calzetta Larrieu, agregó que llegarán muy pronto otros componentes fundamentales del prototipo, “cada cosa que hacemos es un verdadero desafío tecnológico que debemos resolver porque es la primera vez que se hace esto en el país y en el mundo”.

por su parte Oscar Barbán, Director General de TECNA para la Región Sur,  afirmó: “Desde el sector privado nos interesa seguir participando de del desarrollo de la energía nuclear en la Argentina y, con este proyecto, afuera del país, ya que es una tecnología que podría exportarse”.