Desarrollan un nuevo material para reactores de sal fundida

Desarrollan un nuevo material para reactores de sal fundida

Científicos del Organismo Australiano de Ciencia y Tecnología Nuclear (ANSTO por sus siglas en inglés) desarrollaron una nueva clase de material que, por sus propiedades, podría ser usado en los futuros reactores de sal fundida.

Se trata de una aleación NiMo-SiC, realizada a partir de polvos de metal de molibdeno de níquel con partículas añadidas de carburo de silicio, que posee una elevada capacidad de resistencia a la corrosión y a los daños producidos por la exposición a la radiación.

En la actualidad no hay reactores de sal fundida (MSR por sus siglas en inglés) en operación pero existen programas de investigación y desarrollo como el del Instituto de Física Aplicada de Shangai, que está asociado con ANSTO.

Los materiales estructurales de los reactores de sal fundida deben cumplir una serie de requisitos entre los que destaca poseer una elevada resistencia a temperaturas elevadas, a la radiación y a la corrosión.

De acuerdo con los investigadores a cargo del desarrollo, las aleaciones de NiMo-SiC “poseen propiedades mecánicas superiores, debido a la precipitación, dispersión y fortaleza de la solución sólida de la matriz NiMo”.

Esta aleación ha sido desarrollada mediante un proceso de metalurgia en polvo que favorece que el carburo de silicio y el siliciuro de níquel se distribuyan de manera uniforme dentro de la matriz de NiMo, algo que no sería posible mediante procesos metalúrgicos estándar.