Avances en la Central Nuclear Embalse

Avances en la Central Nuclear Embalse

Nucleoeléctrica Argentina informó que “completó el montaje de los 380 nuevos canales de combustible en el reactor de la Central Nuclear Embalse” (CNE). Este hecho supone un hito de gran relevancia para el “trabajo de retubado” que consiste en la remoción y reemplazo de los componentes principales que conforman este dispositivo.

Ante este acontecimiento, las autoridades del Grupo de Operadores de Reactores tipo CANDU, conocido por sus siglas en inglés COG, felicitaron al equipo de Nucleoeléctrica Argentina que lleva adelante el reacondicionamiento de la Central Nuclear Embalse por la finalización de la instalación de los canales de combustible y por el excelente progreso que la empresa argentina está realizando para la prolongación de la vida útil de esta Central.

Lo más importantes, según señalaron a U238 fuentes del sector, es que la integridad de las tareas se hicieron en nuestro país. Para ello fue importante el la coordinación de diferentes organismos y empresas nacionales y el trabajo colectivo de diversos especialistas de diferentes ramas de la industria.

El retubado de la Central Nuclear Embalse es el tercero que se realiza a nivel mundial dentro de las Plantas poseedoras de este diseño, con el fin de extender la vida útil de un reactor. Dentro de este tipo de instalaciones, la Planta pionera en realizar con éxito su reacondicionamiento fue la central nuclear de Point Lepreau, en Canadá. Luego, le siguió Wonlong I, en Corea del Sur.

De esta misma forma, la central ubicada en la provincia de Córdoba se prepara para poner en marcha su reactor en un futuro próximo, y afrontar sus nuevos 30 años de vida entregando energía segura y eficiente al país con un 6 % más que su capacidad de generación anterior.

 

La CNE, Embalse

Estampillas conmemorativas de la Central Nuclear Embalse.

Tras la exitosa puesta en funcionamiento de la Central Nuclear Atucha I en 1974, el 7 de mayo del mismo año, en función de los acuerdos entra la CNEA y la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC)  comienzan las obras para la construcción de una nueva central nucleoeléctrica de uranio natural y agua pesada en la localidad de Embalse Río tercero, que el 20 de enero de 1984 comenzó su operación comercial.

El reactor corresponde al modelo PHWR (Reactor de agua pesada a presión) cuyo modelo denominado CANDU 6 (CANada Deuterium Uranium) se basa en el uso de agua pesada (D2O, óxido de deuterio) como moderador y refrigerante; y que tiene una capacidad de generación eléctrica de 600MWe.

En 2007, como parte del Plan Nuclear Argentino, comenzaron los trabajos para la Extensión de Vida de Embalse y la CNEA encaró varios desafíos para lograrlo. El más importante de ellos fue la fabricación de los tubos de presión, que en los reactores nucleares tipo Candu son los componentes más exigidos.

Para este proyecto el sector nuclear decidió trabajar conjuntamente. Así Nucleoeléctrica Argentina, la empresa Conuar/Fae y la CNEA, desde su Planta Piloto de Fabricación de Aleaciones Especiales, llevaron adelante la laminación de esos componentes mediante la “técnica de laminación en frío”, que fue certificada por los líderes del sector: Candu Energy Inc. y Babcock & Wilcox. Así fue que en 2008 por primera vez en Argentina un laboratorio certifica las normas ISO 9001 y a la vez que la misma empresa CANDU Energy, diseñadora de las centrales, certificó la tecnología de fabricación de los tubos de presión made in Argentina.

Desde el inicio de su operación hasta septiembre de 2012 suministraron al mercado eléctrico nacional más de 142 millones  de Mweh , ubicando a la Central Nuclear Embalse entre los más destacados puestos dentro del conjunto mundial de plantas con esta tecnología.

Una característica de diseño relevante de la Central Nuclear Embalse es la utilización de barras de cobalto dentro del núcleo, las cuales cumplen una función de regulación del flujo neutrónico, pero también significan un beneficio posterior, ya que el cobalto, inicialmente cobalto-59, al residir durante cierto tiempo dentro del núcleo del reactor, y estar sometido a un flujo neutrónico, se torna en cobalto-60. Ese isótopo del cobalto tiene gran utilidad como fuente de irradiación en los campos de medicina e industria.

Comments

comments