Héroes de la fusión: del ITER a la pantalla grande

Let There Be Light es un documental que narra la historia de los científicos que trabajan en el ITER, el Instituto internacional donde expertos de 35 naciones colaboran para construir el dispositivo de fusión magnética más grande del mundo, con el fin de demostrar la viabilidad de la fusión como fuente de energía a gran escala y libre de carbono basada en el mismo principio que alimenta nuestro Sol.

El film, que puede verse de forma gratuita en su sitio, fue galardonado con el Premio Gulluglen de la Universidad de Bergen en el Festival Internacional de Cine de Bergen en 2017 y el Premio de Visión Artística en el Festival de Cine Documental Big Sky el mismo año.

Por eso el OIEA decidió proyectar la película en el marco de la  27ª Conferencia de Fusion Energy del OIEA (FEC 2018) que se desarrollará del 20 al 27 de octubre próximo. Además Mila Aung-Thwin, co director del film, Bernard Bigot, el Director General del ITER y la Directora Científica del IPP, Sibylle Gunter, intervendrán una sesión de la 62ª Conferencia General del OIEA el próximo 19 de septiembre de 2018. El evento revisará el progreso en la búsqueda del control de la fusión termonuclear para la producción de energía, el potencial de la fusión para revolucionar tanto la tecnología como la sociedad, los desafíos futuros y el papel del OIEA .

A continuación compartimos la entrevista que la dirección de comunicación del Organismo Internacional de Energía Atómica, le hizo Mila Aung-Thwin, uno de los dos directores del documental.

No habías trabajado en temas de fusión ni nada relacionado con ‘nuclear’ antes de esta película. ¿Por qué elegiste enfocarse en este tema?
Para ser honesto, no había hecho mucho en documentales científicos en general. Pero siempre me ha interesado el lado humano de la ciencia, por qué las personas se sienten impulsadas a descubrir cosas nuevas y resolver grandes problemas. Sabía que los recursos energéticos eran grandes problemas, y quería hacer una película sobre posibles fuentes futuras de energía… y aun así estuve meses investigando antes de saber que ITER se estaba construyendo. Así aunque cuanto más lo descubría, más me interesaba; también me aturdía que tan pocas personas estuvieran hablando de esto. Entonces, para mí ese es un excelente punto de partida para un documental.

Me enfoqué en las historias individuales del ITER de porque quería celebrar a los héroes de la fusión

La película abarca algunos proyectos de fusión, aunque se están llevando a cabo otras iniciativas ambiciosas en todo el mundo. ¿Por qué decidiste presentar este?
Supongo que simplemente hay demasiados ejemplos para elegir si hago una encuesta adecuada de todo. La película está destinada a iluminar algunos de los enfoques de la fusión, algunos de los desafíos, tal como lo explican los expertos. Cuando haces una película, una de las grandes cosas que puede matar el flujo de la historia es simplemente hacer una lista: “aquí hay un ejemplo, aquí hay otro, aquí hay otro …”. Lo que intenté hacer es encontrar contrastes y contraejemplos para mantener al público involucrado. Si se entusiasman con esto, entonces pueden ir y leer más sobre todos los otros ejemplos. Entonces, tuve que elegir piezas únicas del rompecabezas y personajes únicos. Quería ideas y enfoques que se contrastaran entre sí tanto como lo hacían.

¿Qué piensas sobre los nuevos proyectos que han surgido haciendo sobre  proyectos privados de fusión propios?
En general, creo que es genial que haya más entidades privadas que apoyen la innovación. Tal vez estamos en el nivel de la tecnología actual, donde las empresas de nueva creación pueden competir con laboratorios y agencias nacionales, ya que parecen estar en viajes espaciales. Se me explicó que ese es realmente el objetivo de los laboratorios nacionales: llevar la investigación a áreas donde no es rentable en el corto plazo, de modo que llegue al punto en que el mercado libre pueda entrar e innovar una vez que la prueba -of-concept existe. Entonces, en ese caso es genial. Sin embargo, creo, como la mayoría de los que han estudiado la historia de la fusión, desconfío de aquellos que prometen más de lo que pueden ofrecer.

El documental yuxtapone la complejidad y la escala de la máquina ITER y las historias humanas de las personas involucradas en la búsqueda de la fusión. ¿Qué te inspiró a enfocarte en estas historias individuales?
En resumen, es muy difícil preocuparse por una máquina en una película. Tendemos a preocuparnos por las personas y sus desafíos. Solo podemos comprender que una máquina es difícil de construir si vemos que una persona tiene dificultades porque necesitamos comprender la escala humana, los conocimientos humanos y la motivación humana. Además, quería celebrar a los héroes de la fusión. Conocí a muchas personas que trabajan en fusión y que han demostrado esto a sus amigos y familiares, y las reacciones han sido que finalmente comprenden que si realmente están dedicando sus vidas es realmente genial y no incomprensible.

¿Qué fue lo más sorprendente sobre la energía de fusión que aprendió mientras trabajaba en el documental?
Lo más sorprendente fue el nivel de cooperación internacional requerido para hacer ITER, y el hecho de que databa de la guerra fría. Esta búsqueda continua del sueño de la energía de fusión es tan diferente de cómo la mayoría de las personas experimenta el progreso en la vida diaria. No vemos luchas de décadas para hacer las cosas muy a menudo, hasta el punto en que ni siquiera sabemos si son posibles. Nos hemos resignado a objetivos a corto plazo y no creemos que podamos cambiar el futuro para mejor. No creemos que podamos colaborar por el bien común. La historia de ITER refuta esa forma de pensar.

SINOPSIS
¿Es posible crear un sol artificial? Al sur de Francia, los científicos más brillantes del planeta unen esfuerzos para desarrollar el reactor de fusión nuclear más importante de la historia. El proyecto ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor) implica 35 países diferentes, entre ellos Estados Unidos, Rusia, China y Japón. ‘Iter’ en latín significa camino. El objetivo del proyecto es imitar la reacción nuclear de las estrellas para obtener una fuente de energía e ilimitada, sin emisiones de carbono.

El film propone un recorrido épico por los misterios de la fusión nuclear con el testimonio de expertos que han dedicado toda su vida a estudiar una fuente de energía que podría cambiar el rumbo de la humanida

Mila Aung-Thwin ganó dos Emmy, produjo más de 25 documentales, y es fundador de EyeSteelFilm, compañía de documentales catalogada como “una de las mejores compañías de no-ficción del mundo de los últimos años”. Durante cinco años Mila presidió Rencontres International du Documentaire (RIDM), el festival internacional de documentales de Montreal, y fue  jurado de los Premios Emmy Internacionales, AFI DOCS, los Premios Cinematográficos de Nueva Zelanda y el Festival de Cine de Sundance.

Van Royko es cineasta y director de fotografía. Más conocido por sus premios cinematográficos de los documentales Monsoon y Koneline. Con estos documentales entre otros muchos, Van trabaja constantemente en una amplia visión cinematográfica, usando una tecnología innovadora y una técnica estética para contar verdaderas historias cinematográficas.