El LAHN en Jülich Forschungszentrum

LAHN forma a sus especialistas.

Como parte de las acciones de formación y capacitación del Laboratorio Argentino de Haces de Neutrones (LAHN), el ingeniero Fernando Moreira desarrolló una estadía en el grupo de gestión de proyectos del Instituto de Tecnología ZEA-1 del Jülich Forschungszentrum de Alemania, y se reincorporó a sus tareas en el marco del LAHN.  El Instituto Central de Ingeniería, Electrónica y Análisis (ZEA) – Ingeniería y Tecnología (ZEA-1) es una institución de desarrollo científico tecnológica que apoya a los institutos de investigación de Forschungszentrum Jülich. ENtre otras funciones el ZEA-1 diseña, desarrolla y fabrica equipos, instrumentos y procesos científicos y técnicos que no están disponibles comercialmente. Esto le permite también mantener y modificar instrumentos, ajustarlos, ofrecer consultorías, a la vez que se compilan estudios de factibilidad.

¿Cuáles fueron tus tareas principales en Alemania?
Como ingeniero mecánico, diseñé componentes para 3 instrumentos de neutrones que gestionaba el grupo. 1) Un ducto de colimación para instalar en un rota-guías de neutrones en KWS1. 2) El concepto de un intercambiador de guías rotativo y también una opción lineal para T-REX. 3. La readecuación de un blindaje para instalar un nuevo polarizador de neutrones junto con la integración al mismo de elementos comerciales como actuadores de alta precisión para el posicionamiento y rendijas regulables motorizadas en DNS.

¿Qué aspectos destacarías del grupo de trabajo al cual te incorporaste?
La experiencia en el desarrollo de instrumentos así como todo tipo de aparatos para la investigación científica y también algunas aplicaciones industriales.
La buena predisposición a transmitir experiencia y conocimiento, las metas y objetivos claros, el ambiente colaborativo. Las pausas ordenadas de café galletitas y/o chocolates, donde se compartían las novedades del trabajo .

¿Qué cosas te resultaron muy diferentes en cuanto a forma de trabajo?
En general no puedo establecer diferencias de trabajo en el día a día individualmente, aunque me dio la impresión que se trabaja menos allá, al estar las tareas más compartimentadas y al haber responsables de cada ejecución, las iteraciones para resolver un problema se minimizan y esto reduce mucho la tensión frente a los problemas nuevos. También es cierto que tienen toda la escala etaria de expertos que soporta una estructura tan ordenada, toda esta estructura humana que sirve de soporte para los más nuevos, esto no está tan definido en el área que trabajo en Argentina.

¿Cambió tu percepción sobre el proyecto LAHN o sobre las tareas que vos desarrollás para el proyecto, luego de este viaje? Si así fue, ¿en qué sentido?
Me quedó un poco más claro el objetivo que se persigue, cuánto trabajo y dinero cuesta poner en funcionamiento instrumentos de categoría mundial , como se pretende alcanzar. También alguna percepción de cómo se explota el uso de un hall de haces, con múltiples organismos institutos y universidades, que logran sacarle el provecho a una inversión de tal magnitud.

¿En qué aspectos crees que tu estadía puede repercutir en tus actividades dentro del Proyecto LAHN?
Espero que en el futuro pueda aplicar alguno de los conocimientos adquiridos para colaborar en el desarrollo de futuros instrumentos como puede ser un SANS, siempre desde mi área de conocimiento que es la mecánica.

Qué es el LAHN
Acoplado al proyecto del reactor de Investigación RA-10, la Comisión Nacional de Energía Atómica puso en marcha, junto a instituciones científicas del país, el Proyecto para el diseño y ejecución de un Laboratorio Argentino de Haces de Neutrones (LAHN) con el objeto de proveer haces de neutrones térmicos y fríos para aplicaciones en ciencia y tecnología.

Este Laboratorio está siendo proyectado en el espíritu de las llamadas “Grandes Instalaciones Experimentales”, es decir, como un Laboratorio abierto y provisto de un conjunto de instrumentos de última generación que permita explotar las capacidades ofrecidas por el Reactor y que provea a la comunidad científico-tecnológica, a la industria y, por supuesto, a la Comisión de Energía Atómica de herramientas de altísimo impacto para el estudio de materiales, materia condensada, piezas industriales, muestras biológicas, fármacos, y muchas otras aplicaciones.

Las Técnicas Neutrónicas constituyen hoy en día una poderosa herramienta, en muchos casos insustituible por sus alcances y características. En los países avanzados, el grado de contribución de estas técnicas al desarrollo científico y tecnológico en una variedad de campos demuestra la retribución al esfuerzo e inversiones realizados. La investigación con Técnicas Neutrónicas reviste características de lo que se conoce como Big Science, ya que para emplearlas se requieren instalaciones muy específicas, como un reactor nuclear de investigación, que por su complejidad y costo no están al alcance de todos los países. Esto permitirá transformar al LAHN en una instalación de clase mundial y líder en Latinoamérica, ofreciendo a toda la comunidad científica la posibilidad de dar un gran salto cualitativo en sus capacidades experimentales.

Fuente: Newsleter del LAHN. www.lahn.cnea.gov.ar