México: Crean un software que protege ahospitales de fugas radiactivas

México: Crean un software que protege  ahospitales de fugas radiactivas

Un grupo de científicos de la Universidad Autónoma de Zacatecas (México) desarrolló un software para medir y detectar fugas de radiación por neutrones en hospitales y centros de salud, así como en institutos de investigación que usan equipo y material de radioterapia.

El desarrollo se puede implementar a través de un dispositivo electrónico programado con inteligencia artificial de redes neuronales artificiales de propagación inversa y ya fue validado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Al respecto, el ingeniero mexicano Arturo Reyes Alfaro explicó que la radiación generada por neutrones es una amenaza importante para la salud de las personas, además es poco conocida.

“En el área de protección radiológica, la espectrometría de neutrones es un tema delicado, a causa de la ausencia de carga eléctrica, sus altas energías y su poder de penetración, su estudio se vuelve una tarea compleja”, mencionó Reyes Alfaro.

“Por ejemplo, durante la radioterapia en los hospitales puede existir fuga de radiación emitida por neutrones y el personal de las instalaciones no esté consciente de la radiación a la que se está exponiendo”, agregó el especialista.

Actualmente, el sistema más común para medir la radiación es con las esferas Bonner de polietileno, donde la medición de neutrones se resuelve mediante la ecuación integral de Fredholm de primer tipo.

Sin embargo, los métodos que se emplean para resolver la ecuación son muy complejos, por lo que la nueva propuesta busca sustituir dichos modelos por inteligencia artificial. Otra beneficio de este nuevo sistema es que “requiere muy pocos segundos para arrojar el resultado y otorga un reporte con la información”, apuntó Reyes Alfaro.

Esta herramienta ya está instalada en varios laboratorios como el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), España; el Centro Estatal de Cancerología en Tepic, Nayarit; y la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Comments

comments